Mozambique, un característico país al sureste de África. Es rico en recursos naturales y en biodiversidad gracias a su clima tropical. Es además culturalmente diverso. Su extensa costa, frente al Canal de Mozambique, que separa África continental de la isla de Madagascar, ofrece algunos de los mejores puertos naturales de África. Esto ha permitido a Mozambique poseer un papel importante en la economía marítima del Océano Índico, mientras que las playas de arena blanca del país son una atracción importante para la creciente industria del turismo. Un turismo que está todavía poco explotado por lo que disfrutará de unos viajes para nada masificados por el país y a unos precios especialmente asequibles.

Los suelos fértiles en las áreas del norte y centro de Mozambique han producido una agricultura variada y abundante, y el gran río Zambezi ha proporcionado abundante agua para el riego y la base de una industria de energía hidroeléctrica de importancia regional.

Historia reciente de Mozambique

La truculenta historia reciente de Mozambique ha impedido que su gente disfrute y desarrollo las maravillas naturales y desarrolle una economía estable y diversificada que atraiga ingreso extranjero. Mozambique fue antigua colonia de Portugal, a la que proporcionó productos minerales y agrícolas mientras recibía pocos servicios y desarrollo a cambio. Después de la independencia en 1975, Mozambique se vio desgarrado por un conflicto interno cuando el gobierno marxista, apoyado en parte por la Unión Soviética y Cuba, luchó contra las fuerzas anticomunistas financiadas por Sudáfrica y la antigua Rhodesia (actualmente Zimbabwe). Esta guerra resultó en innumerables actos de terror. Desplazó a más de cuatro millones de personas y causó la muerte de un millón más por causas violentas, de hambruna y enfermedad.

Estos hechos obstaculizaron como era de esperar el desarrollo económico industrial y agrícola, la llegada de inversión extranjera y el desarrollo del turismo. El conflicto se dio por finalizado en 1992 pero sus efectos todavía se dejaron ver hasta principios del siglo XXI cuando por fin se dieron por desconectadas el millón de minas terrestres que sembraban todo el país. Además continuó una gran lucha política entre las principales fuerzas aspirantes al de Mozambique.

Territorio mozambiqueño

Mozambique tiene una superficie territorial de 799.380 km². La mayor parte se extiende a lo largo de la costa del Océano Índico desde el Cabo Delgado en el norte pasando por la capital de Maputo en el sur. Limita al norte con Tanzania, al este con el Canal de Mozambique, que lo separa de la isla de Madagascar, al sur y suroeste con Sudáfrica y Suazilandia, al oeste con Zimbabwe y al noroeste con Zambia. Malawi y el lago Nyasa.

Clima de Mozambique

Mozambique se encuentra en su mayoría dentro de los trópicos, y gran parte de la costa está sujeta a la influencia de las lluvias monzónicas regulares del Océano Índico. La influencia del monzón es más fuerte en el noreste, pero es modificada en el sur por las barreras de las islas de Madagascar, las Comoras y las Seychelles. Con la excepción de las zonas montañosas en las fronteras norte y oeste y alrededor de Gurue, donde la elevación modifica la temperatura y la humedad, el clima es estacional y tropical. Las temperaturas diarias en todo el país promedian entre 21°C, con las temperaturas más altas entre octubre y febrero y las más bajas en junio y julio. Las temperaturas diarias promedio incómodamente cálidas en los 27°C son normales solo en el valle superior de Zambezi y a lo largo de la costa noreste, mientras que las temperaturas más frescas rondan los 16°C y ocurren durante todo el año solo en las zonas montañosas en las fronteras occidentales.